Tips de viaje para el cuidado dental

Higiene Oral en Viaje

Unas vacaciones grandes probablemente requerirán de planificación para decidir dónde ir, cómo llegar y qué hacer una vez que llegues a tu destino. Ten el cuidado de empacar exactamente lo que se necesita y un poco más para las ocasiones “por-si-las-moscas”. Al igual que cualquier otro detalle de tu viaje, necesitas organizar el cuidado de su higiene dental, y tener un plan “por-si-las-moscas”.

Antes de que te vayas

Si tienes un problema dental que has estado posponiendo, sientes alguna molestia, o tienes una condición más crónica como una enfermedad periodontal, hazte un favor y visita a tu dentista para una limpieza y un chequeo previo para asegurarte de que estás en buena forma para viajar.
Particularmente si estás viajando por vía aérea es importante visitar al dentista. Los cambios en la altitud y la presión de la cabina pueden causar dolor grave a un diente comprometido por una cavidad no tratada, o por un trabajo dental que se ha debilitado, agrietado o se ha soltado. Pequeñas bolsas de aire pueden acumularse en dientes comprometidos. Al igual que las orejas, esas bolsas de aire se acumularán y necesitan ser liberadas en el descenso, a través de un nervio sensible. Pero aún estando sanos, los dientes pueden incomodar en el descenso. Consulte con su dentista, para saber si toma un analgésico o un antihistamínico 30 minutos antes del despegue, esto a veces es aconsejable.

¿Qué empacar?

Esto es lo que necesitas:

  • Cepillo de dientes: ¡Cómo si ya no lo supieras! Aún así te dejo un tip: Cualquiera que sea el tipo de tu cepillo (de viaje, para el hogar o eléctrico) del cepillo de dientes que elijas para viajar, no lo almacenes en una bolsa de plástico después de usarlo. Asumiendo que después de usar el cepillo de dientes lo lavas y lo sacudes para secarlo, no queda completamente seco. La humedad que queda genera bacterias que continúan multiplicándose. Si acaso usa una cubierta para la cabeza del cepillo, o si usas un cepillo plegable, asegúrate que tenga ventilación. Si tu cepillo de dientes preferido es eléctrico, recuerda empacar baterías extra y cabezas de cerdas adicionales.
  • Seda Dental: No te olvides de tu rutina de hilo dental, no acumules placa en tus dientes. Disfruta de tu comida y tus vacaciones con una sonrisa brillante y limpia, así que empaca seda suficiente para todo tu viaje.
    Enjuague bucal: Estoy seguro de que no quieres tener mal aliento durante tus vacaciones, así que no te olvides de empacar un enjuague bucal de buen tamaño para tu viaje.
    Tarjeta de seguro dental: Las cosas suceden cuando un menos lo espera. Consulta con tu proveedor de seguros acerca de la cobertura durante el viaje y si hay o no disponibles dentistas dentro de la red en el lugar donde vas a viajar.
  • Datos de tu dentista: Incluyendo nombre completo, dirección, número de teléfono y dirección de correo electrónico, escríbelos y manténlos en tu billetera.
  • Kit de emergencia dental: Esto es mejor si vas a algún lugar muy alejado donde el acceso a un dentista cualificado no está disponible. Estos kits son pequeños y baratos, pero son indispensables si, por ejemplo una corona se te cae. El kit debe incluir al menos: Analgésico; hilo dental; una compresa fría, y cemento dental temporal o cera dental. Si usted tiene dentadura postiza, el kit también necesitará líquido o polvo de reparación de dentadura postiza. Algunos kits también incluyen gotas para dolor de dientes, palillos de dientes, un espejo dental, algodón, pinzas y toallitas antibacterianas.

Durante las vacaciones

Todas las reglas que usas habitualmente en el hogar se aplican: evitar el azúcar y mantener el régimen de higiene oral regular. Si gastas demasiado en bebidas azucaradas, dulces o comes masmelos alrededor de una hoguera, aplica una higiene considerable, tal como cepillarse y luego pasar el hilo dental para conseguir sacar toda la materia pegajosa, además debes beber mucha agua e incluso goma de mascar, para mantener tus dientes en forma.

No lo olvides

Debido a que el equipaje se desvía e incluso se pierde permanentemente, lleva al menos un cepillo de dientes de viaje y un tubo de dentífrico de tamaño de viaje en una bolsa de mano. Recuerda, si estás volando, las autoridades de seguridad aérea requieren que todos los líquidos y geles se transportan en recipientes no mayores de 100ml. Ese tubo de crema dental de tamaño regular semivacío o una botella de enjuague bucal semiusada, te serán incautados por los oficiales de la seguridad aérea, y probablemente sin darte una sonrisa.
Si estás planeando un viaje de descanso o de negocios y sientes que algo no está bien o estás preocupado por alguna situación crónica en tus dientes, venga a Avanza –
Clínica de Sonrisas
y hágase revisar primero de su especialista antes de salir de viaje. Trabajaremos en tu caso para que puedas hacer tu viaje sin problemas.

Tener una emergencia dental en el camino o en el aire no es una experiencia agradable e indudablemente saboteará tus mejores planes de viaje. Por eso en Avanza – Clínica de Sonrisas te ofrecemos odontología asequible y humana con horarios convenientes para tí y tu familia, en la ciudad de Cali.